Sobre mí

Nací en la ciudad de Venado Tuerto (Santa Fe) en 1981 y actualmente resido en Rosario. Desde hace 20 años desarrollo una carrera como músico contrabajista, compositor y docente, abocándome fundamentalmente a la música popular argentina y latinoamericana.

Mis comienzos con el contrabajo fueron en la Escuela de Música de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario, con el profesor Domingo Porta. En simultáneo, perfeccioné mis estudios de forma particular con el profesor Gustavo Lorenzatti en la ciudad de Córdoba y posteriormente con Sergio Rivas, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Desde el año 2012 desarrollo un repertorio de música popular y contemporánea, compuesta y arreglada para contrabajo solo. Fruto de esas búsquedas, en 2019 edité mi primer disco solista, Interferencias, material que reúne composiciones propias y de otros autores.

En paralelo a mi trabajo como solista, formé parte de varios proyectos grupales. Entre ellos, Joel Tortul Trío, con Joel Tortul en piano y Pablo Rodríguez en batería y percusión, con quienes grabamos el disco Punto Vivo en el Auditorio Príncipe de Asturias de la ciudad de Rosario. También Camalote Trío, con Darío Serpi en flauta traversa y saxo y Patrico Rourich en percusión, interpretando composiciones propias y de otros compositores latinoamericanos.

Desde 2013 me desenvuelvo como contrabajista estable de la Orquesta Municipal de Tango de la ciudad de Cañada de Gómez, dirigida por el maestro Cristian Gustafsson, y trabajo como docente en la Dirección de Juventudes de la Municipalidad de Rosario, en el proyecto Ensamble musical.

En el año 2015 comencé con el proyecto Música para compartir, una propuesta de encuentro interactivo con el contrabajo y la música popular destinado al público en general. El mismo es de carácter itinerante y está diseñado para poder emplazarse en diferentes espacios y contextos (escuelas, bibliotecas, centros culturales, instituciones de todo tipo).

El Instrumento

Contrabajo modelo Gamba de origen checoslovaco de más de 100 años de antigüedad. Está construido con maderas convencionales: pino, abeto, arce y ébano.

Su restauración y mantenimiento está a cargo del luthier y contrabajista Fernando Bensi de la ciudad de Venado Tuerto.